25 dic. 2010

envidia....

Cerca de un año más a punto de terminar... aunque si bien muchas personas pelean por el hecho de que el tiempo es subjetivo o que de alguna forma es algo inexistente para mí tiene mucho peso. Lucho cada año con la sensación de que el tiempo pasa y pasa y sigue pasando y no consigo muchos de los objetivos que me he planteado en la vida. Esa es mi eternidad, el hecho de tener demasiados planes y poco tiempo para realizarlos todos o al menos al instante, por así decirlo. Platicaba hace rato de mis planes y comprendo que debo designarme un espacio de tiempo para ir trabajándolos, para diseñar el cómo realizarlos, pero no, soy demasiado impulsiva, me cuesta el no tener todo en el momento, soy demasiado intensa cuando se trata de mí misma, aunque en mis relaciones personales me llegue a faltar intensidad (quizá por lo mismo, enfoco toda a mi persona).
He leído últimamente también demasiados comentarios acerca de la envidia, comentarios del tipo de "si hablas tan mal de mí es porque en realidad me envidias".. comentarios sin sentido, de verdad, no los entiendo, Tengo quizá la fortuna de rodearme de personas y amistades que están cada quién en su tema, nadie fija al vida en la de los demás porque en realidad no es lo que desean para ellos. Fijo mi mirada pues en la vida de ellos y tampoco siento envidia, porque aunque sé que muchos de ellos han logrado cosas por demás impresionantes, no es para mí algo que realmente me interese. Fijo más mi mirada en mi vida... ahí es donde cae mi envidia, me envidio a mí misma hace bastantes años cuando miraba las cosas de alguna forma despreocupadamente y me comía al mundo, me envidio a mí misma hace tiempo cuando no pesaba en mí el paso de los días, y a la vez regaño esa actitud, quizá pude haber hecho mil cosas más y no las hice, el tiempo sobraba. Sin embargo envidio más a esa persona que soy en sueños, esa realizada, satisfecha, feliz. Caray... debería de esa Maharet tomar mi lugar, esa Maharet que sí concreta los planes, que sí los lleva a cabo, que no teme el paso del tiempo. Sin embargo, esa Maharet soy yo, pero me cuesta dejarla salir, liberarla, demostrarla. Sé entonces que necesito hacer algo... porque en palabras de Sabines.

"Esto es urgente porque la eternidad se nos acaba"

Felices propósitos de año nuevo para todos.
Más felices realizaciones.