5 feb. 2009

los 20 minutos..

los veinte minutos antes de salir de trabajar siempre son los más lentos... uno siente que las agujas del reloj rojo de dálmata sonriendo colgando en la pared van retrocediendo 3 segundos por cada segundo que avanza... interminable pareciera... sin embargo los momentos son tan efímeros que ya no me estreso con el hecho de que termine un día o un momento...simplemente que pase.. que siga pasando.. que sea. ....

punto y aparte

No hay comentarios: